La imaginación amputada

Ilustración: Gustavo De Tanti
Texto: José Sainz

la imaginacion amputada

la bestia parece medio salvaje

cruza de oscar guaild con bicho andrógino

parece una mujer un asesino

la cara en vecorta la pera

un culito cíclope y ovalado

los brazos puro hueso largos finos

las piernas no se ven como si fuera

un espejo a medio metro

de la cintura para arriba el esperpento

con sus miembros

podría ser

una especie del futuro

de cuando la evolución

nos haya comido

las piernas

a todos.

poray tenemos esa suerte y evolucionamos

desde abajo desde el centro

de la tierra nos crecen raíces y nos obligan a estar

en contacto

el que salta se muere pierde poray

es al revés y en vez de estar pegados

podemos ser aéreos

mover el tronco sin tocar el suelo

deslizarnos

como esos trenes modernos

separados de las vías por un hueco de aire

sostenidos

por un imán.

habría que ver en ese caso

si mantenemos

la altura de las piernas o empezamos

a vivir

más abajo

lleno de enanos habría que cortarle

la altura al mundo pegarle un hachazo a los mostradores

o empezar a gritar a ver si alguien

te escucha del otro lado

eso igual hay que hacerlo

si lo pienso bien es lo único

que hacemos.

lo bueno es que perdidas las piernas habría

menos cosas que perder

medias zapatillas las pantuflas tobilleras

y si la evolución nos quita todo lo que hay

debajo de la cintura

vamos a derribar de un golpe

la industria del pie

la mitad de la industria textil

y la profiláctica entera

olvidáte de masturbarte de coger ahí se termina

también

de un golpe

la reproducción de la especie y todo

por no tener piernas.

también se van a terminar los curiosos no va a haber

taxistas que pregunten

como ahora antes de la media cuadra

sin anestesia y convencidos

si fuimos a malvinas

y si hay si llega a haber

a nosotros no nos va a dar

como ahora

la edad para explicar

para decirles que no habíamos nacido todavía que quizás somos

como el suyo

un error de cálculo que seguíamos

como él

sin ubicarnos

disculpe señor y quédese tranquilo

si hubiéramos estado vivos

habríamos ido a desarmarnos

contra una granada

para evitarle la molestia porque sabemos que lo inquieta

la forma

en que las cosas se salen o se caen

porque sí

sería más fácil haber ido a la guerra

que explicarle a usted

cómo se mueve el tiempo.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: