Vicente Romero murió de hambre

Texto: Gabriela Cancellaro
Ilustración: Ignacio Spotti

Vicente Ignacio Spotti

Vicente Romero murió de hambre. Pero no de cualquier hambre. Vicente Romero murió de hambre porque eligió morir de hambre. Vicente Romero murió de hambre luchando por los derechos de un pueblo, aunque en realidad murió por amor. Tenía veintidós años, y si bien la Historia, con mayúsculas, cuenta que Vicente Romero murió de hambre, la otra historia cuenta que Vicente Romero no creía en dejarse morir así, pero no quiso que la mujer que amaba muriese de hambre sola.
Vicente Romero amó tanto a esa mujer, la que lo condujo a tomar la decisión de dejarse la vida mirándola a los ojos, que no tuvo miedo a la muerte. Vicente Romero murió sabiendo que moría de amor.

Y si Vicente Romero hubiese podido ver que la mujer a la que amaba no iba a seguirlo en la muerte, que iba a darse cuenta de que no quería morir de hambre, y que iba a sobrevivir para seguir la lucha, si Vicente Romero hubiese visto que ella cumplió su palabra por unos años más y que después, vueltas de la vida, tomaría otro rumbo, y recordaría su época revolucionaria con dolor y nostalgia, y pensaría en él y en qué hubiera sido si, si Vicente Romero la hubiese podido ver décadas después, indignada y no iracunda, cansada y convencida de que el mundo es lo que es y de que no se puede cambiar nada, si Vicente Romero hubiese visto el destino de la mujer que le sostuvo la mirada hasta el final, si hubiese podido ver el futuro y la hubiese visto encorvada, cansada y culona, si Vicente Romero hubiese visto ese culo, ese culo que lo enloqueció y lo llevó a matarse de hambre por el pueblo, o por amor a una mujer, si al final una cosa y otra son casi lo mismo, si hubiese visto ese culo blanco, redondo, perfecto, casi virgen, convertido en este culo post parto y post matrimonio y años de dejar ir a la otra, a la del Culo Perfecto, de olvidarla, de enterrarla bajo rutinas, pañales y pequeños problemas cotidianos, si Vicente Romero hubiese podido ver todo eso, igual hubiera hecho lo que hizo, porque el amor tiene esas cosas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: