Archivo de la etiqueta: Bruno Martínez

virgencita de madera

Texto: Bruno Martínez Ilustración: Guillermo Ortiz (Orx)  Ayer llovió. Los zapatos ya están en las últimas, y algo de barro se cuela por sobre el dedo gordo. Medias, imposible. Algo falta. Ronda. Bueno, ¿quién va? El cielo está blanco. El olor a guiso se evaporó, por lo que es más fácil distraerse. ¿Quién va? Uno […]

Jarrón de acero

Ilustración: Maxi Falcone Texto: Bruno Martínez La luna nueva lo ocultaba todo. Los basurales, los edificios desgastados. Las cucarachas guiaban hacia los lugares olvidados de la ciudad. Los callejones aún se recuperaban de la tormenta de la tarde y los lodazales ya eran costumbre de sus habitantes de cartón y de lata. Las paladas hacían […]

Las manzanas de Svenka

Ilustración: María Sanzol Texto: Bruno Martínez Terminó de colocarle la última naranja en la cabeza, caminó hasta detrás del caballete y la midió con el pincel. Svenka sentía el peso de las frutas, y el cuello de encaje del camisón que le raspaba los hombros. Era la cuarta vez que se prestaba para su retrato. […]

Ay ellos dos

Ilustración: Brenda Fahey Texto: Bruno Martínez AY. Ay, ellos dos, los vieras. Ella, hay que entenderla. Es que tuvo una vida medio rara. Los padres no la dejaban elegir las cosas. Se olvidaban del color que ella quería para las paredes de su habitación, no prestaban atención a lo que quería comer antes de ir […]

El saco por el balcón

Texto: Bruno Martínez Ilustración: Ignacio Spotti –  ¡ZANGANO, FORRO HIJO DE  REMIL PUTA! –  y  zurcó  el  aire  el  cenicero  de “Ushuaia Fin del Mundo”. El cenicero que compramos el día que te animaste a ir a Tierra del Fuego, a conocer a mi familia. Y te llevé a Ushuaia, porque Río Grande es poco […]

Hay una mujer

Ilustración: Brenda Fahey Texto: Taller de narrativa Orsai Hay una mujer que no conozco aunque la sueño, aparece a veces y la puedo ver y a veces no la veo pero la adivino, cuando respira, casi imperceptible pero no tanto como para no saber que está ahí. La mujer es montaña y río, es bosque […]

Es dejar de correr

Ilustración: María Sanzol Texto: Bruno Martínez Es correr sin importarme nada. Los baldosones helados que pasan más rápidos que yo. La humedad de mis huellas angostas que se ven. Se notan a través de mi piel, de la carne. Las manos también, se vuelven de vidrio y otra vez humanas. Los dedos destrozados por mis […]