Archivo de la etiqueta: M. Elena Sanzol

La placenta

Ilustración: María Sanzol Texto: Gabriela Cancellaro Estoy en la placenta, piensa. No tendría que pensar, tendría que estar inconsciente, por qué está despierta, no puede estar despierta ya, si recién la durmieron, recién cerró los ojos, pero sin embargo ahí está, en la placenta, le gusta llamarla placenta, le gustó siempre. Al principio todos se […]

La transformación: una pequeña historia de amor

Texto: Daniela Chueke Ilustración: María Sanzol Tengo el mejor marido del mundo pero pienso abandonarlo. Me enamoré de alguien más. Creo que pronto me iré con Ellael y dejaré atrás esta vida. No es una mala vida la mía. No estoy harta, ni nada de eso. Podría jurar que soy feliz. Pero esta persona me […]

La fiesta de cumpleaños

Ilustración: María Sanzol, Texto: Natalia Méndez “El timbre va a sonar de momento a otro”, piensa la madre. Lo piensa mientras va al comedor a revisar por décimo novena vez que todo esté en orden. Lo piensa y se lo repite como un mantra: “Ahora suena el timbre. Ahora suena”, y acomoda la punta del mantel […]

Las manzanas de Svenka

Ilustración: María Sanzol Texto: Bruno Martínez Terminó de colocarle la última naranja en la cabeza, caminó hasta detrás del caballete y la midió con el pincel. Svenka sentía el peso de las frutas, y el cuello de encaje del camisón que le raspaba los hombros. Era la cuarta vez que se prestaba para su retrato. […]

El mundo exagerado

Texto: Maximiliano Provenzani Ilustración: María Sanzol Tengo casi cuarenta años y no soy feliz. Nada me hace feliz. Nada debería hacernos felices. Oculto mis pensamientos y mis ideas desestabilizadoras como todo hombre probo; si alguien me pregunta, siempre respondo que estoy muy bien, evito cualquier tipo de conflicto que pueda surgir de interrogarse a sí […]

Es dejar de correr

Ilustración: María Sanzol Texto: Bruno Martínez Es correr sin importarme nada. Los baldosones helados que pasan más rápidos que yo. La humedad de mis huellas angostas que se ven. Se notan a través de mi piel, de la carne. Las manos también, se vuelven de vidrio y otra vez humanas. Los dedos destrozados por mis […]

¿Cómo te despertaste hoy?

Texto: Andrés Bisserier Ilustración: María Sanzol Me había invitado a cenar en su departamento, al abrirme la puerta gritaron, “sorpresa”. ¿Quiénes? Compañeros de la facultad, del trabajo, el amigo del secundario. Gente que no quería ver. Viniendo a abrazarme Romina confesó, me había sacado la agenda. Era mi cumpleaños. Cumplía treinta y tres. Pasando al […]