Archivo de la etiqueta: Maxi Falcone

El día siguiente

Texto: Natalia Méndez Ilustración: Maxi Falcone Recibí la llave por correo. Sabía que iba a pasar, iba a recibir el paquete, pero no tan pronto. No una llave. Quería evitar hablar con el doctor pero no me quedó más remedio. Lo demoré, sí, todo lo que pude. Cuando me decidía -cuando hacía que me decidía-, […]

Jarrón de acero

Ilustración: Maxi Falcone Texto: Bruno Martínez La luna nueva lo ocultaba todo. Los basurales, los edificios desgastados. Las cucarachas guiaban hacia los lugares olvidados de la ciudad. Los callejones aún se recuperaban de la tormenta de la tarde y los lodazales ya eran costumbre de sus habitantes de cartón y de lata. Las paladas hacían […]

La última demora

Texto: Karina Ocampo Ilustración: Maxi Falcone Lo invité a comer. Sabía que aceptaría porque la atracción entre nosotros había sido palpable desde la primera vez que nos vimos y la dejamos pasar hasta el café con charla y propina de seducción incluida que nos tentó a probarnos las bocas como gusto nuevo de helado, y eso que […]

TVC-1.5

Ilustración: Maxi Falcone Texto: Andrés Bisserier El hombre soltó los documentos, puso su lapicera sobre los papeles y se sacó los anteojos. “Mi nombre es Suárez”, dijo, “notario público. Observamos el día de la fecha, lunes 26 de octubre de 2015, que entran en un contrato con TVC-1.5 Sociedad Anónima, productora del ciclo ‘Peleando por un Sueño’. ¿Correcto?”. Claudio tardó un momento en procesar. […]

Es normal

Texto: Natalia Méndez Ilustración: Maxi Falcone -¿Qué? -Yo no dije nada. -Pero tenés esa cara, ¿qué te pasa? -Nada, ¿cara? ¿qué cara, salame? -Mmmh. -Tengo la misma cara de siempre. -No sé, no sé, te hacés el superado para mí. -Dejate de joder. -Te lo digo en serio, es normal que estés preocupado. -Pero, jodeme, […]

El amor es la piedra en el zapato que más nos gusta caminar

Texto: Esteban Demaestri Ilustración: Maxi Falcone 17  Me levantó la pollera un poco y metió la mano. Me agarró la concha del culo para adelante. No me rozó ni me tocó, me manoseó como si fuera una puta. Y me gustó. –¿Qué hacés, boludo? No me dio bola. Dejó la mano ahí como si fuera una toallita, y […]